viernes, 14 de septiembre de 2012

Canelones y lasaña de buey de mar y gambas


Hola a todos! Hoy vamos a hacer algo que no me esperaba que saliera tan rico, la verdad. El plato desde luego es algo laborioso pero lo compensa con su sabor. Empezamos!

Para la elaboración de la pasta:

  • 100 gramos de harina.
  • 1 huevo.
  • Una pizca de sal.
  • Un chorrito de aceite.
Para el relleno de los canelones:

  • Un buey de mar cocido.
  • Un puerro.
  • Media cebolla.
  • 1 docena de gambas.
  • Sal.
  • Aceite.
  • 1 cucharada sopera de harina
  • Medio vaso de martini.
Empezamos como siempre preparando los ingredientes. Como no tenía mucho tiempo, hice la salsa de pimientos del piquillo (que usaré de topping) en la thermomix, poniendo sal y media cebolla a trozos 8 minutos 100º, velocidad 1 y luego añadiendo 8 pimientos a trozos con la misma cantinela. Esperamos 2-3 minutos a que baje la temperatura y lo batimos en velocidad 5.

Lo que empecé a hacer fue la masa de la pasta, mezclamos todos los ingredientes de la pasta y hacemos una bola, amasando bien hasta que estén bien integrados y la masa sea lisa. La envolvemos en film y la reservamos en el frigorífico.



Picamos muy finos el puerro y la cebolla y, mientras los ponemos a dorar con un poco de aceite en la sartén a fuego lento, vamos limpiando el buey de mar, del que aprovecharemos toda la carne menos las branquias. Sacamos la carne de la cabeza y de las patas y la hacemos trocitos. Pelamos las gambas y las hacemos trocitos, añadiéndolas a la carne del buey. Cuando se hagan la cebolla y el puerro, añadimos la mezcla y rehogamos a fuego medio. Doramos un poco y añadimos una cucharada sopera de harina, la dejamos que se fría para evitar su sabor y, en este momento vertemos el medio vaso de martini, flambeandolo. Cuando reduzca el alcohol, reservamos.



La pasta la hacemos laminas con la maquina de pasta o con rodillo. Yo afortunadamente tengo la maquina y esto no es ninguna incomodidad. Cortamos las laminas de pasta de aproximadamente 15 centímetros después de dejarla secar enharinada.

Una vez que no está húmeda, ponemos la lamina y , en un extremo colocamos el relleno y en el otro colocamos un poco de agua, para que, al contacto con la pasta, ésta se selle.

Ahora lo que hacemos es, en un recipiente donde lo vayamos a presentar, poner una cama de bechamel, un par de canelones y queso rallado por encima. Lo preparamos y lo metemos al grill en el horno durante 10 minutos (que esté dorado). Una vez dorado, le ponemos por encima un poco de salsa de piquillos y listo! A comer!

En el mismo proceso, me he hecho una lasaña, aprovechando el relleno y la bechamel, quedando un resultado estupendo.


A DISFRUTAR!